Purificadores de aire

La labor de un purificador de aire es suprimir moléculas existentes en el aire: polvo, polen, ácaros o el humo del tabaco. El purificador retorna un aire más limpio y en determinados casos más agradable al olfato, atrapando las partículas responsables del mal olor.

Los purificadores empleados en los hogares se sirven un filtro de alta eficiencia que se ocupan de retener las partículas en el aire y devolverlo filtrado.

El aire en nuestros hogares incluye abundantes contaminantes que pueden crear alergia y reacciones asmáticas, irritación en los pulmones y muchas otras enfermedades que pueden ser peligrosas. En el filtro de aire, el polen, el polvo y cualquier otro cuerpo alérgeno en el hogar es retenido. Las personas con alergias pueden encontrar en ellos una gran ayuda. En ciudades donde hay contaminación previene que ésta esté presente también en la vivienda o en los hogares con mascotas pueden eliminar los pelos o el olor de la arena o el propio del animal.

Se pueden encontrar varias técnicas para purificar el aire: iones negativos, modelos con UV, carbón activo, ozono, etc. Sin embargo es la tecnología HEPA la que domina en los purificadores para hogares y negocios. Para que un filtro puede ser denominado HEPA debe atrapar todas las partículas igual o mayor que 0,3 micras de diámetro, con una eficacia del 99,97%. Tienden a ser complementados por un filtro de carbón activo que retienen los olores más eficazmente.

Los purificadores no necesitan ninguna instalación especial, ya que son portátiles. Además son fáciles de mantener y se pueden cambiar fácilmente de estancia.

Purificador de Aire RENPHO

full star full star full star full star full star (1891)
Categoría:

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.